¡No te preocupes! Aprende cómo arrancar tu coche con nieve con estos sencillos pasos

Arrancar el coche con nieve: cuando el invierno llega, hay que tener en cuenta ciertas precauciones para arrancar el coche con nieve. En este artículo, te mostraremos los pasos a seguir para hacerlo correctamente y evitar cualquier problema.

¿Qué necesitas?

Antes de arrancar el coche con nieve, hay que tener ciertos elementos a mano. Estos son los más importantes:

  • Escobilla para limpiar la nieve del parabrisas.
  • Llave de contacto.
  • Rastrillo para quitar la nieve de los neumáticos.
  • Toallas de papel.
  • Anticongelante.
  • Cables de arranque.

Pasos a seguir para arrancar el coche con nieve

1. Limpiar el parabrisas

Lo primero que hay que hacer para arrancar el coche con nieve es limpiar el parabrisas. Esto se puede hacer con una escobilla o con toallas de papel. Lo importante es que la nieve no impida la visibilidad del conductor.

2. Quitar la nieve de los neumáticos

Después de limpiar el parabrisas, hay que quitar la nieve de los neumáticos. Esto se puede hacer con un rastrillo o con las manos. Es importante quitar la nieve de los neumáticos para evitar que el coche se quede atascado en la nieve.

3. Comprobar el nivel de anticongelante

Antes de arrancar el coche con nieve, hay que comprobar el nivel de anticongelante. Esto se puede hacer mirando el depósito de líquido. Si el nivel está bajo, hay que añadir más para evitar que el motor se congele.

Quizás también te interese:  ¿A partir de qué edad te cubre el seguro de tu coche? Todo lo que necesitas saber

4. Arrancar el coche con los cables de arranque

Quizás también te interese:  Consejos Prácticos para Aprender a Conducir un Coche con Marchas: Todo lo que Necesitas Saber

Si el coche no arranca con la llave de contacto, hay que usar los cables de arranque. Estos se conectan al coche y a la batería de otro vehículo para darle la energía necesaria para arrancar. Es importante seguir las instrucciones del fabricante para conectar los cables correctamente.

Conclusión

Arrancar el coche con nieve no es complicado si se siguen los pasos correctos. Lo primero es tener los elementos necesarios a mano, como una escobilla, un rastrillo, toallas de papel y cables de arranque. Después hay que limpiar el parabrisas, quitar la nieve de los neumáticos y comprobar el nivel de anticongelante. Si el coche no arranca con la llave de contacto, hay que usar los cables de arranque. Si se siguen estos pasos, se puede arrancar el coche con nieve sin problemas.

Scroll al inicio