¿Quién Puede Conducir un Coche Matriculado a Nombre de una Persona con Discapacidad? – Guía Definitiva

¿Quién puede conducir el coche matriculado a nombre de una persona con discapacidad?

En España, los vehículos matriculados a nombre de una persona con discapacidad tienen un tratamiento especial en cuanto a quién puede conducirlo. Esto se debe a la Ley de Discapacidad que establece ciertas medidas de apoyo para estas personas.

Qué dice la Ley de Discapacidad sobre el tema

Según la Ley de Discapacidad, una persona con discapacidad puede solicitar un vehículo adaptado a sus necesidades. Esto significa que el vehículo se matriculará a su nombre y tendrá un tratamiento especial en cuanto a quién puede conducirlo.

De acuerdo con la Ley, los conductores autorizados para conducir un vehículo matriculado a nombre de una persona con discapacidad son los siguientes:

  • El propietario del vehículo.
  • Cualquier persona designada por el propietario del vehículo.
  • Cualquier persona designada por la Autoridad competente.

¿Qué requisitos se deben cumplir para conducir el coche?

Para conducir un vehículo matriculado a nombre de una persona con discapacidad, el conductor debe cumplir los siguientes requisitos:

  • Tener la edad legal establecida para conducir un vehículo.
  • Tener el permiso de conducción vigente.
  • No estar sujeto a ninguna sanción administrativa o penal relacionada con el uso de vehículos.
  • No estar afectado por ninguna enfermedad o trastorno que pueda afectar a la seguridad de la circulación.
  • No estar en estado de embriaguez.
Quizás también te interese:  Consejos para Borrar Arañazos del Coche: Una Guía Paso a Paso

¿Qué ocurre si el conductor no cumple los requisitos?

Si el conductor no cumple los requisitos establecidos, el vehículo podría ser retirado por la Autoridad competente. Además, el conductor podría ser sancionado con una multa.

Quizás también te interese:  Consejos prácticos para arreglar un techo de tela de coche que se cae | Soluciones para como arreglar tela techo coche que se cae

Conclusión

En conclusión, los vehículos matriculados a nombre de una persona con discapacidad tienen un tratamiento especial en cuanto a quién puede conducirlo. Sólo los propietarios, las personas designadas por el propietario o las personas designadas por la Autoridad competente pueden conducir el vehículo. Además, el conductor debe cumplir los requisitos establecidos para evitar ser sancionado.

Scroll al inicio